¿Cómo saber si estoy enamorada?

Cuando ya tienes tus añitos y has pasado por los placeres de la adolescencia te darás cuenta de lo que significa estar enamorada; sin embargo, si todavía eres una inexperta en el tema y vas buscando las sensaciones del amor… este texto te servirá para saber si estás enamora.
Aquí te dejo estos 10 focos rojos para saber que el amor anda en el aire.
 

1. Sonríes cada vez que lo ves. En serio, todos nos damos cuenta, aunque lo quieras ocultar, ese brillo en los ojos se atenúa cuando piensas en él o sonríes cuando pasa cerca.
 

2. Sientes que en tu cuerpo pasa algo fuera de lo normal. No es sólo tu idea, en verdad pasa algo en tu cuerpo y especialmente en tu cerebro: las hormonas como endorfinas y oxitocina se alteran a tal grado que parece efecto de alguna droga.
 

3. Hablas de él y de lo maravilloso que es con quien puedas. Es tu mejor tema de conversación, obvio es una sensación de bienestar que quieres compartir con el mundo.
 

4. Es el más guapo, más inteligente, más seductor, con mejor sonrisa, etc… por ahora. Es normal llenar de idealización a la persona que nos gusta, de pronto parecería la persona perfecta para compartir nuestras vidas con ella. Lamento romperte el corazón, esta idealización sólo durará unos meses; después de más o menos 4 meses le empezarás a ver los defectos y, sí así decides quedarte, es más probable que evolucione a un amor más maduro e imperfecto (hay defectos que no puedes dejar pasar y esos son cuando te lastimas, violentan o te hacen sentir humillada). El amor no tiene por qué hacerte sufrir.
 

5. Tratas de estar cerca. Si te llena de alegría estarías desperdiciando gran tiempo de tu vida si no tratas de estar cerca. Quizá después te den ganas de alejarte un poquito, pero por ahora es muy válido gozar de esa cercanía.
 

6. Tratas de llamar su atención. ¡Genial! Vas por buen camino cuando tratas de que vea que te interesa. Es momento de cambiar el estereotipo de que si lo ignoras te va a buscar… en serio, no es sano.
 

7. Te vuelves súper stalker aunque no quieras. Esto sucede porque te interesa su vida, su mundo, ver si son compatibles y buscar coincidencias, pero no olvides que también tienes una vida y esa no se detiene, no dejes de atender tus necesidades y a tus amigas.
 

8. Lo quieres solo para ti. Es parte de marcar tu territorio. Trata de estar cerca, pero no seas invasiva (no les gusta nadita).
 

9. Sientes celos hasta del aire que respira, tienes miedo de perderlo, aunque aún no sea nada tuyo. Asumes que es tuyo porque te gusta, pero no es un objeto que puedas comprar. Bájale a lo neuras y mejor trata de conquistarlo.
 

10. Aunque digas que no, te arreglas más de lo normal. Ahora si ¿no se te olvida peinarte y ponerte el perfumito verdad? Qué tal que, por alguna extraña razón, te pones ropa más ajustada y de colores más brillantes (sí, el negro brilloso aplica). Es para llamar su atención y quizá llames la atención de alguien más, aunque no te des cuenta.
 

Ahora que ya sabes por dónde va esto de darse cuenta del enamoramiento ¡vívelo y disfrútalo! Los primeros enamoramientos de la vida suelen ser los más intensos por las hormonas que participan. Gózalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enviar Mensaje
Loading...